Coaching & liderazgo – individual & equipos

Uncategorized

Cómo convertir las dificultades en oportunidades

Los momentos más difíciles en la vida muchas veces son los momentos que más posibilidad de crecimiento traen. Te comparto mi experiencia de cómo convertir las dificultades en oportunidades para que ojalá te inspire para tus propios momentos de dificultad. Primero para uno mismo, y luego con la posibilidad de canalizar lo que tanto te dolió poniéndolo al servicio de otros. 

Hoy, 20 años después de mí experiencia con el burnout, sigo sensible frente a situaciones demandantes, no bancandome mucho la presión. Si no cuido mis propios limites, fácilmente me pierdo en lo que necesitan otros. Y por más que tenga consciente mis desafíos en relación a los limites, sigue apareciendo la misma temática en distintos ámbitos. Te comparto como convertí el estrés en mi aliado. 

A veces pienso: ¿Alguna vez aprenderé? En realidad no se trata de tenerlo todo resuelto, sino más bien de tener consciente las cosas para poder intervenir/gestionar cuando lo requiera una situación nueva de padecimiento. 

Funciona igual con las emociones en general. No se trata de evitar las emociones. O de «evolucionar» tanto que ya no me afectan las cosas. Se trata, creo yo, de aceptar que me pasan cosas a nivel emocional y que puedo aprender de ellas. ¿Qué me está diciendo la bronca que siento por lo que hizo o dijo, no hizo o no dijo, un ser querido? ¿De qué, dentro del vinculo, no me estoy haciendo cargo yo? ¿Qué necesito, y cómo puedo ser más claro en mis vínculos sobre lo que necesito?

Son todas preguntas relacionadas, en este caso al enojo pero vale para todas las emociones, que permiten conectar con el mensaje, la enseñanza, de las mismas. Aprender de lo que me pasa es pasar del 

√lugar de víctima al lugar de protagonista. 

√del padecimiento al crecimiento, 

√del entregar el poder al empoderarme. 

Esas preguntas me las hice cuando pasé por el burnout. Me permitió tomar las riendas de mí vida, dejando atrás el deber ser, y empezar a conectarme con mis ganas, MIS GANAS. Me fui del trabajo que había padecido, volví a encaminar una nueva carrera universitaria, y empecé a soñar con una vida más libre y sentida. 5 años después me mudé de Holanda a Argentina, donde sigo creciendo y avanzando cada día un poquito más en mí camino de bienestar. 

Si te interesa trabajar este tema en particular, de convertir el estrés en tu aliado, te invito a que conozcas el Programa el estrés como aliado para acompañarte en es posibilidad. Haciendo click aquí encontrarás la presentación detallada.

Si te interesa seguir leyendo experiencias que comparto, te invito a seguirme en instagram haciendo click aquí.

2 comentarios

  1. Qué bueno Benjamin lo que compartís, sí, el aprendizaje es constante y el estar abiertos sin prejuicios y aceptación nos permite fluur.Todos los dias aprendemos, mis felicitaciones, muy claro y sincero tu artículo.
    Gracias, todo lo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.