Coaching & liderazgo – individual & equipos

Noticias

¿Cómo ser más yo?

La vida es simple, lo que complica el camino es la sumatoria de rollos que nosotros mismos le adjudicamos. Sintetizamos algunas posibilidades concretas de intervención para poder dejar de buscar la respuesta de las dificultades afuera, y empezar a hacernos responsables de nuestra propia felicidad, bienestar. A continuación las ideas prácticas para ser más yo, uno mismo..

Poner límites

¿Qué es lo que no quieres más? ¿A qué pedidos o vínculos estás diciendo ´si y sintiendo ´n

Poner un limite muchas veces es confundido por perjudicar al otro. En realidad, los limites se ponen para respetarse a uno mismo.

Cambiando tu perspectiva en relación al poner limites verás que no solo te va a salir cada vez más fácil ponerlos, sino que las personas en tu entorno te van a empezar a valorar de otra manera.

Permiso al no saber

Permitirme que hay algo que no sé hacer es el primer paso de lograr un cambio de paradigma. Empiezo un camino de exploración, donde puedo ir probando, incluso empezar a pedir ayuda con lo que no me sale.

Abrirme al no saber me permite abrirme a aprender algo nuevo. La forma de encaminar mi transformación es animándome a lo desconocido.

Soltar creencias limitantes


La vida se basa en interpretaciones, algunas funcionales, otras no tanto. Cada uno pone su filtro sobre los sucesos de la vida, según las historias que nos contamos. Las historias que nos contamos tienen que ver con lo que nos enseñaron, las experiencias que fuimos sumando, los vínculos que fuimos construyendo, nutriendo nuestro filtro única sobre “la realidad”. Revisando y luego soltando aquellas creencias que quizá alguna vez nos sirvieron pero dejaron de ser funcionales hoy, permitirá conectar con quien estoy siendo hoy.

Encontrar equilibrio


Si quiero encaminar bienestar en mi vida, tendré que conectarme con todos los aspectos de mi ser. Si paso los días sentado, tendré que incluir hábitos físicos. Si paso resolviendo los desafíos de la vida con mi mente lógica, tendré que incluir actividades que conectan con mi mente creativa. Si paso los días corriendo para llegar a mis metas, tendré que incluir actividades de ocio. El equilibrio hace que mantengo mi centro. Desde mi centro habilito tomar decisiones que son propias, tomadas desde lo que es importante para mi.

Definir mi propósito


¿Qué te gustaría que pase en tu vida?

Para empezar a poner foco en lo que quiero, es importante tener claro para qué hago lo que hago. Así cada vez que me distraigo en tareas para otros, puedo volver a mi propio propósito. Si no conecto con lo que quiero, entonces ¿la vida de quién estoy viviendo?

¡Gracias por leer esto! Ojalá te sirvan estas ideas prácticas para ser más yo, ser más uno, y encontrar nuevas formas de permitirse vivir una vida plena tomando las propias riendas.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.