Coaching & liderazgo – individual & equipos

Noticias

Para un mundo emocional sano

Esa experiencia me viene pasando con momentos de enojo con otros. Y me doy cuenta que la intensidad de mí enojo, la de los exabruptos principalmente, tiene más que ver con lo que me sigue doliendo de algo que pasó en mí historia, que con lo que sucede en el momento (lo que me dicen, como me lo dicen, lo que no me dicen, hacen, no hacen (sentir)). Ese algo de mí pasado que me sigue doliendo fue un «mal momento» que pasé en el cual no supe cuidar o protegerme. Puede ser porque era muy joven y sin recursos disponibles aún, o por cualquier otra circunstancia que me inhibió poder evitar ese momento de sufrimiento.  

Para desarticular mí reacción reaccionaria de enojo entonces necesito primero encontrar paz con lo que padecí en el pasado, con el sufrimiento que me generó un trasfondo emocional que condiciona mis vínculos en el presente. Aceptarme, perdonar, resignificar son las intervenciones que requiere el sufrimiento de mí, para poder transformarlo. Para poder sanar. 

Y para luego poder transitar el presente sin la carga de mí pasado condicionandome.

Que tengas un buen día, con un poco de reflexión, y ojalá mucha diversión 🙌

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.